martes, 19 de julio de 2016

La ‘Gloria’ y el calvario en “Espera de penumbras en el viejo bar”, Novela de Roberto Marcallé Abreu.

 Por Eli Quezada

“[…] si comienzo por el amor, 
es porque el amor es para todos, 
y por más que lo nieguen
, 
el amor es para todos la gran cosa de la vida.
Jean Allouch

Al comenzar a escribir sobre esta novela “Espera de penumbras en el viejo bar.” [Editorial Santo Domingo, 1980]  y que gracias a su segunda edición 2016, la tenemos en nuestras manos,  tengo una sonrisa dilatada de satisfacción que deviene de ese placer fundamental que todo texto bien argumentado debe dejar. Y mis palabras ideas se chocan como carritos juguetones en una gran feria infantil.

Lo primero es que, con esta historia, el experto narrador y novelista, Roberto Marcallé Abreu,  reafirma su calidad, su mérito, y su bien logrado eminente sitial en las letras dominicanas (Premio Nacional de Literatura 2015) entre otros laureles. Es, definitivamente, como el ‘Rey Midas’ de la literatura dominicana: todo lo que toca (escribe) se vuelve oro puro.

La novela “Espera de penumbras en el viejo bar” está matizada de dramáticas descripciones hiperrealistas  sin descartar un agudo soplo poético. La prosa se viste del verso y este desnuda al narrador. Y en lo humano ese aire existencial, fatalista y anárquico, que puede ser considerado un signo general de ese lapso que recrea a la perfección el autor, y cito:

 “(…) era una vida pobre y estúpida, sin mayor sentido del que le daba la rutina, lo normal, lo evidente, lo fehaciente.” pp.32

Como saben, mis queridos lectores, la novela debe retratar una época como ningún otro género y es ahí que se definen los proyectos narrativos. Y  Marcallé posee ese don mágico  para plantear no sólo el aspecto psicológico  de sus personajes; sino las situaciones latentes en la sociedad, por ejemplo, ese juego intertextual con temas musicales ‘corta-venas’  que, como metáfora, nos habla de la angustia y el desasosiego que experimenta su protagonista –René-;  pero igual cualquiera de nosotros. Y, por otro lado la dejadez, la manipulación y el juego amatorio que probablemente sea inconsciente en Irene, que se perfila como ‘chica light’,  otro aspecto socio-temporal del periodo o tiempo espacial. Una época de cambios socio- político tanto en el país como en la región, pero más que eso, de un despertar a libertades o libertinajes que existían recónditos.

Y como segunda lectura ese aire imperante del neobarroco deconstructor de recursos semánticos, nostalgias de ese existencialismo o angustias a lo Kierkergaard, por no decir como el Gabriel de Kafka, que sufre René, sin el recurso de metamorfosis física pero si en su evolución sentimental. Esto sin abundar mucho sobre el discurso de Jacques Lacan que el autor cita en labios del sufrido René cuando esboza su ‘dolor que no cesa’… Porque, créanme, esta novela revela y retrata profundidades filosóficas en ese juego dialéctico y manipulador que ocurre entre los protagonistas. 

Dada la riqueza de contenido de la novela podemos abordar varias aristas; pero para mí, el discurso central lo define la siguiente terna de vocablos: AMOR-PASION-ESPERA, en la disyunción  René-Irene como personajes principales.   Ovidio dice en “las Cartas de las heroínas”* que "El amor es cosa llena de angustias y de miedos", y justamente es el calvario que sufre nuestro protagonista, René, en la espera agónica de su amada.

De modo que, la novela es un juego de manipulación en el campo del amor o  relaciones pasionales donde la aventura, la novedad,  y ese tira y hala, o –tequiero- pero –notequiero-  son mecanismos de seducción y determinan la sal y permanencia o durabilidad de la relación con obtención o no del sujeto deseado-a.

Aunque las feministas me maten, y siendo objetiva con lo que leo, el autor recreó perfectamente esa maniobra femenina cuando se trata de trastornar a su pretendiente; obviamente porque las razones de ambos no se fundamentaban en el ‘amor’ platónico… pero si en el deseo por lo prohibido. Irene lo manipuló todo el tiempo.  Debo afirmar además que los hombres también controlan y manipulan aunque este no fue el caso.

La segunda palabra o grupo que para mi cobra mucho valor estético, casi como personaje o metonimia es PENUMBRA. Y con ella como figura literaria  podemos encontrar innumerables ejemplos. Penumbra define la obsesión del protagonista. La oscuridad mental, el desasosiego, la niebla, la oscuridad.

Otra connotación semántica de la obra es el nombre del bar ‘GLORIA’  Y lo es porque René pretendía una supuesta “felicidad” o más bien un renacer de su vida atávica, recurrente y empobrecida desde adentro hacia afuera. Bar Gloria pretende ser su ‘cielo’ pero se convierte en lo contrario… un infierno donde encuentra angustia, desesperanza y martirio, mejor dicho, se convierte en un calvario.

“(…) desde la penumbra de la entrada al bar Gloria, bar de recuerdos, bar de tristezas, bar de Eros y de Baco, bar de tu recuerdo, mujer…” pp.22

El autor  nos cuenta  una  anécdota o leyenda urbana sobre un presidente, pero  muchos conocemos que se trata de Balaguer,  no como apología de la prostitución pero si como elemento ético o crítica social obviamente a la doble moral de palacio. Al parecer la corrupción no se detenía en la puerta de su despacho.

Lo que me impacta de Roberto, son sus habilidades plásticas narrativas, dado todo lo demás. Coloca a sus lectores en la piel de cada personaje y nos hace vivir la historia.  En fin, esta historia no es más que una reminiscencia de aquellos años, que los merengueros, o sus manejadores  llaman en nuestro país, los ‘años dorados’, y yo no digo que solo del merengue sino de la balada, de las costumbres, del buen vivir; aunque, para aquellos que vivimos esas nostalgias, esa música disco o motown. Esos sinsabores y ese regustarse en el dolor porque sí: la música, los tragos, los bares, discotecas, etc; como si ser existencialista fuera una moda o boom de ese momento.

Un retrato de la sociedad minucioso y exhaustivo. Coincido totalmente con el inquisitivo y versado crítico literario Giovanny Di Pietro cuando dice sobre Roberto Marcallé-Abreu:

  “(…) Algún día,  la obra de Marcallé habrá que estudiarla a fondo como una preclara ilustración de todas la facetas de una sociedad en franco descalabro.”

Eq/eq




*Las obras de Roberto Marcallé Abreu incluyen: “Las dos muertes de José Inirio”, “Cinco bailadores sobre la tumba caliente del licenciado”, “Las siempre insólitas cartas del destino”, “El minúsculo infierno del Señor Lukas”, “Sábado de sol después de las lluvias”, “Cinco bailadores sobre la tumba caliente del licenciado” y “Espera de penumbras en el viejo bar”. También, “Esas oscuras presencias de todos los días”, “Sobre aves negras cortes de media luna y lágrimas de sangre”, “Contrariedades y tribulaciones en la mezquina existencia del señor Manfredo Pemberton”, “En honor de mi muy querida Stella”, “La manipulación de los espejos”, “Las calles enemigas” y “Bruma de gente inhóspita”, entre otros.


Nota bibliográfica.
J. Lacan, seminario Los escritos técnicos de Freud (1953–1954). Trad. de Juan Granica, Rithee Cevasco y Vicente Mira Pascual. Barcelona, Paidós, 1981, sesión del 17 de marzo de 1954, p. 173.
Ovidio, Cartas de las heroínas. Trad. de Ana Pérez Vega. Madrid, Gredos, 1994, p. 28.



Eli Quezada, Estudio Filosofía y Letras, Es autora de “Amores rotos, textos de amor y desamor” [Alternativa Editorial, España, 2004] Premio Milena de Cartas de amor, España 2003. Antología Internacional Sensibilidades [Alternativa Editorial, España, 2003-2005] Diez Cuentos bailando la escala en prosa,[Amazon,USA, 2011]Novela coreada: BaladadeMujeresVerticales,con  JulieDeGrandy  y  Sonia Fides.[Amazon, 2014]entre otros.

domingo, 25 de enero de 2015

PARTO EN EL AGUA: de espejos y de retornos. Silvia Martinez Coronel, su ópera prima

por Eli Quezada

"(...) y exploto en garabatos que oxigenan sauces"
Silvia Martinez-Coronel.
“Se carece de oídos para escuchar aquello a lo cual no se tiene acceso desde la vivencia.” Gilles Deleuze
 Presentimos siempre entre esa fuerza de los silencios de los versos, entre silabas suicidas y la contundencia de sus figuras retóricas, una calidad indiscutible que se erigia como volcán avasallante, 'sin prisa pero sin pausa'; y que al mismo tiempo existia en ella la capacidad de amaestrar esas fuerzas; de controlar, guiar esas erupciones de fuego y lava; de amores y desamores; de temas humanos y sociales. La sabemos lectora e investigadora de los procesos linguisticos y de la hermenéutica que subyace en toda obra creativa. Docente preparada y que no se conforma con lo aprendido sino que va a por más. De modo que la calidad que reviste esta obra no me sorprende; estaba segura que su aliento poético produciria un PARTO EN EL AGUA.


Silvia Martinez-Coronel, escriba lo que escriba, siempre logra conmover a sus lectores; y yo no soy la excepción. Desde que la leemos y la conocemos, ha ido forjando su nombre y creo que si habia algo que probar, con PARTO EN EL AGUA, queda demostrado..... ella alcanza niveles supremos en su quehacer literario... la hemos visto madurar en cada una de sus creaciones poéticas.

La hemos visto cruzar los linderos del dadaismo, el estructuralismo con las deconstrucciones con las que juega con bastante tino. Bordea el surrealismo y reposa en sus simbologias para, finalmente, destacarse como una de las escritoras que va en pos de nuevos lenguajes, de nuevos sentidos, por eso ubicamos este "Parto en el agua" como una obra totalmente neobarroca emparentada, si se quiere, con Lezama Lima, y en este país,(Dominicana) por ejemplo, con un León Félix Batista, y Armando Almánzar Botello, que son dos de los Grandes Poetas Nacionales. Y estos son los puntos en los que confluyen:

Escribe con una tendencia a desdoblar el mundo en sentido inverso e identificar en lo  simbólico (Deleuze) algo asi como una 'especie de teatro', de escenario, en fin... de espejo. Un mundo inacabado.

Silvia Martinez-Coronel, y los escritores que promueven estas técnicas neobarrocas y de vanguardias que superan el postmodernismo, reorganizan un barroco fundamentado en:

 1.-El juego de palabras o juego retórico,  a veces lúdico, a veces carnavalesco.
2.-El espejo, el otro yo, los otros, los reflejos de una imagen; y
3.-La lógica analógica, antropomórfica.

De modo que, cual alfa o principio biblico, escribe un poema de iniciación, como casi un mantra, y  es el primero de este libro:

"parto en los dedos y en la sangre y en la boca, y en el
/ centro
parto en el agua profunda, mujer que nace
se mira al espejo y
se ve
corta el cordón y se hace ave
corta el cordón y se hace ave."

Una de sus prologuistas dice con toda autoridad:

"Sí hay complejidad de una poesía que se vincula con lo filosófico; la alegoría es figura fundante de un entramado de símbolos que tienen su coherencia interna – si nos detenemos en su construcción diacrónica-: lluvia, espejo, parto/s…evolucionan, se complementan y se completan a lo largo de cuatro secciones que, desde un punto de vista semántico, evidencian el pasaje- el viaje- de la ausencia vital( presidida por el sentimiento casi kierkgaardiano de la angustia) a la reinvención que significa el parirse nuevamente al final: eterno retorno." Profesora Valeria Dí Píramo.

Y es que el vocablo "Parto" en sus acepciones verbales, que no sustantivas, nos refiere a: partir, ir... y, obviamente, con su antónimo, 'volver'...

Parto como parir, o Parto como partir, nos refiere a ese devenir eterno. La poetisa se deshace, parte para renacer desde la cenizas como el ave fénix, justamente, se despoja de su yo frente al espejo; lo regala, lo envuelve en celofán y nos lo entrega en esta, su obra. Y he aqui que la muerte hace su cometido... es la muerte ese mecanismo de parirse, partirse, irse, con la esperanza de eternidad... (Deleuze)


Es Silvia, una buscadora incansable de los mecanismos técnicos con los que se puede hacer un mejor poema. En ella se puede evidenciar la inteligencia o el razonamiento de la inspiración... y en eso se basa el parto...."corta el cordón y se hace ave"   Es un proceso consciente y angustioso, (angustia creativa) Si. Pero es madura y terminada...

Y se develan sus conocimientos cuando construye versos como este:


 HE MUERTO TANTO:

"La muerte acurrucada entre los pechos
gime su caricia sin desvelo
sin velas, aunque han muerto
yo y mi espejo..."  

La autora sabe, a ciencia cierta que: "El espejo y la vela forman una unidad barroca –un cuerpo elástico y expresivo– que compone ambas series como un tercero incluido: las sombras. Englobadas en el espejo, desarrolladas por la vela, complicadas en la luz y explicadas en las cosas, las sombras componen un barroco, le dan sentido: un sentido, como quien dice una vida: inmanencia. " (Facundo Ruiz sobre las teorias de Tanizaki, Sarduy, Panofsky)


Si leemos otro de sus poemas:  

NEGRO COMO EL AIRE.      


 "la vida está llena de mal-entendidos
de mal-dichos
no dichos
otra vez silencio
el tiempo se llena con des-encuentros
y el encuentro le teme al des y se va


Otro signo del neobarroco o neobarroso como decia Nestor Perlongher es la no acentuacion, pero tambien el juego retorico... que otorgan al poema cierto hermetismo pero al mismo tiempo lo sacan de lo meramente repetitivo y pegajoso, mas bien lo elevan a interesante presupuestos logicoformales.

CONDENA

"me crecen lágrimas desde los tobillos
recorren mi cuerpo como aceite
demorándose en mis venas el llanto que no grita (...)

Silvia es capaz de brindarnos un poema de arte mayor y unos versos libres y largos, o cortos y escuetos pero siempre con una amplia fundamentación teórica y de savoir faire...

Su libro lo estructura de la siguiente forma: Un introito como  Parto e  Impunidad,  y luego divide en cuatro partes: Fantasma 1, Muerte 11, REBELION 111, PARTO IV

UN FINAL por todo lo alto y con una conexión ligada al principio, de nuevo, un poema con caracteres religiosos en franca alegoria como recurso retórico, repetimos.

RE EDEN CION  (TEXTO SACRO) .

"... en la calle vuela la miseria pero el amor insiste
hay sueños que caminan por andenes y cornisas
que gritan y fusilan mentiras cojas sin raíz.
y la verdad se desparrama en luces
puja
nacen ojos y bocas y manos"  Y

 "Mujer cielo plena de ti, cabello en luna llena.
luz que opaca negruras subterráneas.
bebé manita de dedos blancos, pañales de tela con
/ dibujos …
rezo, fermento cáliz no derramado
viernes santo"

Finalmente, pienso que PARTO EN EL AGUA, es Silvia Martinez- Coronel, ampliamente mejorada, madurada en su poética descubridora, pensante, sintiente, simbólica e inmanente... Es ella y su inteligencia parida en lo literario, y somos nosotros, los lectores. Es ella vista en el espejo que la divide, que la duplica, que la opone.... ella con sus sombras... nosotros con las nuestras. Pensando como dice Ruiz, y cito: "las sombras –lejos de oscurecer nada– afirman expresando la adecuación de lo expresado a la vida."

Excelente obra poética que relanza a esta querida amiga uruguaya  a la lista de las mejores escritoras de su pais y de Latinoamerica. Enhorabuena!

PARTOENELAGUA.
© Rumbo Editorial
rumboeditorial@gmail.com
Montevideo - Uruguay

Notas bibliograficas.
Tanizaki, J. (2002). El elogio de la sombra. Madrid, Editora Nacional.                                                        Panofsky, E. (2000). “¿Qué es el barroco?”. En Sobre el estilo. Barcelona, Paidós.                                        Sarduy, S. (1987). Ensayos generales sobre el barroco. Buenos Aires, FCE.                                                     Barthes, R. (1986). Lo obvio y lo obtuso. Barcelona, Paidós.

domingo, 21 de septiembre de 2014

Érase una vez el fin (Ensayo de Leila GuerrIero)


“Es un dolor que siempre queda en la zona de lo indecible. Pero se puede hablar de ese dolor, y de lo bello que hay en ese dolor. Creo que esa es la función del arte: convertir carbones en diamantes”. 
Rosa Montero.

Leila GuerrIero nos interna en este ensayo sobre la literatura que trata el tema DOLOR, perdidas, muertes...  y nos habla del libro LO QUE NO TIENE NOMBRE  de la colombiana PIEDAD BONNETT y nos muestra, incluso hipertextos de varios autores que tratan este tema, por si se les antoja adquirirlos. LEAN... 


Escritos dos meses después, o dos años más tarde, o al pie de la cama donde yace la carne querida. Amparados en la piedad de las elipsis, o repletos de detalles drenados al recuerdo. Bajo la forma de diarios, de epístolas, de canciones de cuna con ardiente error de paralaje. Erizados de esquirlas de un incendio que no cesa. Hijos de un género al que nadie querría dedicarse. Libros. Libros que cuentan el fin (la muerte del padre, el tormento del hijo, la agonía tapizada de metotrexato) y que, para contar el fin, deben empezar por el principio. Y, para empezar por el principio, hay que recordar.
Y recordar duele.
“Tu hijo ha muerto y debes empacar una maleta para viajar hasta donde te espera su cadáver. Y lo haces. Alguien te ayuda, dice un pantalón negro, dice es mejor meter los zapatos en una bolsa”, escribe la colombiana Piedad Bonnett en Lo que no tiene nombre (Alfaguara).
“Me sigo preguntando cómo se escribe eso”, dice Piedad Bonnett desde su casa en Bogotá. “Por momentos me digo: ‘¿Qué ser humano soy yo, que soy capaz de eso?’. Cuando tuve la idea de escribir este libro me escandalicé, me aterroricé. ¿Cómo puede ser que a los dos meses de la muerte de Dani yo estuviera pensando en escribir esto?”.
Lo que no tiene nombre empieza con una escena inocente: Bonnett, sus hijas y su marido entran a un departamento en el que parecen haber estado antes. En la segunda página, Bonnett escribe: “Me pregunto qué sucedió aquí en los últimos veinte minutos de vida de Daniel”.  Ir a:
http://cultura.elpais.com/cultura/2014/08/12/babelia/1407858284_943545.html

miércoles, 27 de agosto de 2014

De novela:; PACIOLI Y AURORA de Fernando Bermudez Cristobal.

Crear una obra de la magnitud, la historia, la grandeza de esta que ha creado nuestro amigo, el escritor Fernando Bermudez, nos llena de orgullo y satisfaccion ajena... lo felicitamos e invitamos a nuestros amigos y seguidores a leer su reciente obra literaria....

Ya nos ha impresionado con su buen uso de nuestro idioma. Su deferencia, su vasta cultura y su espiritualidad conmovible, siempre nos ofrece material que investigar y conocimientos que aprehender.

Desde aqui, valoramos su obra y, obviamente, recomiendo esta obra en su totalidad.


Eli Quezada

De novelas: Balada de Mujeres Verticales

BALADA DE MUJERES VERTICALES de Julie De Grandy, Sonia Fides y Eli Quezada 

UNA NOVELA DE INTRIGA, SUSPENSE Y EROTISMO...

Tres antiguas compañeras de universidad de distintas nacionalidades se reencuentran en la ciudad de Miami después de varias décadas sin contacto. Una es una abogado cubano-americana residente en Miami, otra es una pintora dominicana que acepta un puesto de profesora de arte en la Universidad Internacional de la Florida y la otra es una periodista española que transfieren como corresponsal a Estados Unidos. Las tres comparten un terrible secreto sobre un crimen acontecido en sus años de estudiantes, un crimen que entonces no pudieron vengar.

El destino pondrá a su alcance al criminal de entonces, que ahora es un candidato político a punto de ganar las elecciones para Presidente de los Estados Unidos de América.

Esta novela se escribió enteramente por Internet. Esperamos la disfruten.